Cada año, 16.000 españoles ven cómo su realidad cambia radicalmente debido a una ostomía y recuperar su vida dependerá de contar o no con una enfermera experta